LABEJAZUL

C/ Monasterio, 1. 24540 Cacabelos (León)

labejazul@gmail.com     

T. 669 857 171

NOSOTROS

SOBRE

CONÓCENOS

¡Nos apasionan las abejas! 

Mi nombre es Ana Belén, enamorada de la naturaleza y viviendo en un sitio privilegiado como es El Bierzo, aposté por una profesión acorde con mis valores de vida: respeto al medio ambiente, mejorar la vida rural, promocionar un consumo sostenible, mantener las tradiciones y por qué no, profesionalizar el sector primario. Pero siempre hablo en plural porque LABEJAZUL no existiría sin ellos, sin Juan Carlos e Ignacio que sin pensárselo dos veces me han seguido en esta locura, dedicando horas y horas a cuidar y a mimar a las abejas y que sin su ayuda, todo esto sería imposible.

Por eso, LABEJAZUL nace de la ilusión y la capacidad de sorprenderse con lo desconocido. Y así, sin haber tenido nunca un contacto previo con el mundo apícola, decidimos embarcarnos en este proyecto, que desde el principio nace con la firme convicción de surgir desde el respeto a las tradiciones, al ecosistema, a los pueblos y sus costumbres y por supuesto y por encima de todo, desde el respeto a las abejas.

Apostando por un manejo lo menos intervencionista posible, obtenemos la miel que nuestras abejas recolectan en los sotos de castaños en los que viven, siempre preocupados por dejar suficiente cantidad en la colmena para asegurar su propio abastecimiento. Con el mismo mimo que ellas transforman el néctar en miel, nosotros la extraemos y envasamos para poder llevar este manjar dorado hasta tu mesa.

Todos estos esfuerzos han tenido su fruto en 2018, año en el que LABEJAZUL ha conseguido garantizar toda esta filosofía bajo la certificación del Sello Ecológico.

Nos ilusiona tu interés y nos anima a seguir trabajando para poder acercarte un pedacito de nuestros colmenares.

DÓNDE VIVEN ELLAS

Lo que importa es que estén bien

Todos nuestros colmenares se encuentran en un enclave privilegiado, el entorno de la Sierra de la Encina de la Lastra, en el suroeste de la comarca de El Bierzo. Una sierra que es frontera entre León y Galicia y que encierra en ella toda la esencia de estas dos tierras.  Aislada de grandes extensiones de cultivo o actividades industriales hace de la zona un lugar ideal para la recolección de miel ecológica.

Así, entre bosques de castaños, encinas y robles, entre alcornoques, brezo, hinojo o tomillo viven ellas, las protagonistas de esta historia.

DÓNDE VIVEN ELLAS

Lo que importa es que estén bien

Todos nuestros colmenares se encuentran en un enclave privilegiado, el entorno de la Sierra de la Encina de la Lastra, en el suroeste de la comarca de El Bierzo. Una sierra que es frontera entre León y Galicia y que encierra en ella toda la esencia de estas dos tierras. 

 

Si hay un aspecto que caracteriza a esta sierra es que también es frontera y transición entre territorios de clima mediterráneo y territorios de clima continental, esto hace que en ella crezcan juntos, elementos florísticos de origen y características  biogeográficas opuestas, aspecto clave para un producto como la miel, que va a depender directamente de la flora  de la zona en la que se encuentren las colmenas.

 

Aislada de grandes extensiones de cultivo o actividades industriales hace de la zona un lugar ideal para la recolección de miel ecológica.

Así, entre bosques de castaños, encinas y robles, entre alcornoques, brezo, hinojo o tomillo viven ellas, las protagonistas de esta historia.

LA MIEL

Lo que la diferencia

Siguiendo la tradición de la zona, en lugar de hacer catas por floración, solo realizamos un corte al final de la temporada, hacia finales de agosto. Esto hace que la miel tenga un sabor único y característico.

 

La mayor parte de la miel la recolectan durante la floración del castaño y de ahí que analíticamente se pueda clasificar como tal, pero el resto de floraciones acompañantes como por ejemplo, el hinojo que florece durante el mes de julio, o la entrada de mielato de encina durante el mes de agosto, van a aportar ese toque característico en el sabor y diferente a cualquier otra miel de castaño.

Es una miel de color ambar-rojizo, de aroma balsámico y gusto malteado y dulce, con notas saladas y ácidas.